"Si el deporte no existiera, el mundo sería más aburrido". Valentino Rossi.

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Forever young

Han pasado ya casi dos semanas pero tendrán que pasar muchísimas más para olvidarlo. Si es que lo olvidamos. España conquistó en Lille su tercer Eurobasket en seis años (tres de los últimos cuatro), este si cabe el más meritorio de todos debido a las numerosas bajas y su mal inicio de campeonato. Pero esto no fue lo mejor. Un estelar Gasol sacó todo su repertorio en los partidos decisivos (con los 40 puntos y 11 rebotes en semis como clímax) y se llevó uno de los MVP’s más merecidos que se recuerdan.

Que Pau Gasol es el mejor jugador español de baloncesto de la Historia ya lo sabíamos. No hacía falta esto. Pero su ambición ilimitada y su enorme talento nos regalaron unos minutos sólo al alcance de los más grandes. El último cuarto y prórroga de Gasol en la semifinal contra Francia es aquel minuto final de Jordan en Utah en el séptimo partido de las Finales de 1998, los 13 puntos en 33 segundos de McGrady para remontar un partido imposible a los Spurs en 2004 o los 81 puntos que Bryant le endosó a Toronto Raptors a principios de 2006. Una exhibición en toda la extensión de la palabra, una muestra de cómo un deportista puede pasar por encima de todos sus rivales y un recordatorio de porqué amamos el deporte. Lo más asombroso quizás es que lo haga a estas alturas, con 35 años y después de haberlo ganado todo como ha hecho. Pero así son los grandes. Siempre vuelven.

Y es que nos estamos acostumbrando últimamente a ver grandes actuaciones de veteranísimos que, lejos de resignarse al paso del tiempo y una lógica decadencia, se empeñan en seguir peleando en la élite. Así lo hacen dos de los ciclistas más laureados de la última década, también compatriotas nuestros. Alejandro Valverde y Joaquim Rodríguez no sólo comparten la clase sobre la bicicleta y un tremendo carácter, sino que estando ya más cerca de los 40 que de los 30 siguen en primera plana. Así lo confirma el espectacular 2015 que llevan, con los triunfos en la Lieja-Bastoña-Lieja y la Flecha Valona, el podio en el Tour y una etapa más maillot de los puntos en la Vuelta del murciano; y las dos etapas en el Tour, además del podio, una etapa y el maillot de la combinada en la Vuelta de Purito. Y entre otras victorias. Impresionante. En tenis seguimos disfrutando también al máximo nivel del para muchos mejor tenista de la historia. Tras un 2013 muy flojo que amenazaba con precipitar su declive (llegó a bajar hasta el 6º puesto en el ránking ATP), Roger Federer ha vuelto. Ya el año pasado mejoró notablemente, volviendo a la final de su Grand Slam fetiche, Wimbledon, y conquistando la primera Copa Davis para Suiza en su historia. Y esta temporada lo está confirmando, donde sólo el hecho de encontrarse con un Djokovic en estado de gracia en las finales de Londres y Nueva York evitó dos grandes más para su palmarés. Y si hay alguien que casi todos dábamos por acabado ese era Valentino Rossi. Su escasez de victorias en el último lustro y la aparición de dos fenómenos como Lorenzo y Márquez, nos hacía pensar que su tiempo ya había pasado, pero El Doctor se resiste a jubilarse. Unos ajustes en su Yamaha le han servido para volver a liderar la clasificación general, a tan sólo cuatro carreras de finalizar la temporada.


Los constantes avances en preparación física, medicina y nutrición explican en gran parte la longevidad de sus carreras, y esto es un no parar. Nos tendremos que ir acostumbrando a ver atletas de élite rozando los 40. Su talento innato también tiene mucho que ver. Gasol seguirá siendo imparable de espaldas al aro incluso después de su retirada, nadie podrá nunca ni acercarse al revés de Federer a una mano o a las arrancadas mortales de Valverde en los tramos finales de etapas. Y, finalmente, su hambre insaciable de triunfos, de permanecer en el top de sus especialidades, de querer siempre más y más a pesar de haberlo ganado todo. Podrían tumbarse tranquilamente ya a la bartola. Pero no lo hacen. Porque esta gente es lo que cantaban Alphaville… “forever young, i want to be forever young”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario